Oleoquímicos y biocombustibles

En el ámbito de los oleoquímicos y los biocombustibles, la transformación de grasas animales o vegetales en productos valiosos como ácidos grasos, alcoholes grasos, ésteres metílicos, glicerina y biodiésel o combustible de aviación sostenible (SAF) es un testimonio del compromiso de la industria con las prácticas sostenibles. Estos productos sirven como componentes básicos para una amplia gama de artículos cotidianos, lo que pone de relieve el papel fundamental de unos procesos de producción eficientes. Un elemento central de estos procesos son las bombas alternativas, que Peroni Pompe ha diseñado con pericia para satisfacer las rigurosas exigencias de la oleoquímica.

Oleoquímica: Un enfoque sostenible de los productos cotidianos

La oleoquímica aprovecha las materias primas renovables, como los aceites vegetales de colza, soja, palma, palmiste y girasol, para producir compuestos esenciales para diversos productos. El paso inicial de la oleoquímica consiste en la separación de la grasa, en la que se distingue la fase de ácidos grasos de la fase de glicerol, normalmente mediante lipólisis a alta presión. Este método es célebre por su enfoque suave y respetuoso con el medio ambiente, ya que evita la necesidad de productos químicos o catalizadores adicionales.

Las etapas posteriores refinan la glicerina bruta hasta convertirla en un destilado puro y procesan los ácidos grasos brutos mediante métodos como la saponificación, el fraccionamiento, la transesterificación, la destilación y la hidrogenación. Estos pasos subrayan la necesidad de bombas de ácidos grasos robustas, capaces de hacer frente a los diversos requisitos de la producción oleoquímica.

En el contexto más amplio de la oleoquímica, la producción de biocombustibles, como el biodiésel y el Combustible de Aviación Sostenible (SAF), representa un avance significativo hacia la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles y la mitigación del impacto medioambiental. El biodiésel, derivado de la transesterificación de aceites vegetales o grasas animales con metanol, ofrece una alternativa renovable, biodegradable y de combustión más limpia al combustible diésel tradicional. Del mismo modo, el SAF, producido mediante diversos procesos, incluido el método de ésteres y ácidos grasos hidroprocesados (HEFA), proporciona a la industria de la aviación una opción de combustible sostenible que reduce significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con el combustible convencional para reactores. La expansión hacia la producción de biocombustibles no sólo diversifica las aplicaciones de la oleoquímica, sino que también subraya el papel del sector en el avance de las soluciones energéticas sostenibles. Esta evolución amplifica aún más la demanda de bombas especializadas, como las bombas para biocombustibles, diseñadas para cumplir las rigurosas normas de los procesos de producción de biocombustibles, garantizando la eficacia, la fiabilidad y el cumplimiento de la normativa medioambiental.

Localización: Producción de alcohol graso (Indonesia) - Bomba: TOMA DE FUERZA 190 - Fluido: Alcohol graso + catalizador - Capacidad: 64 m3/h - Presión: 250 bar - Temperatura: 220 °C

Localización: Producción de ácidos grasos (Arabia Saudí) - Modelo de bomba: Titano 3130N - Fluidos: Petróleo crudo/Agua de proceso - Capacidad: 16 m3/h - Presión: 60 bar - Temperatura: 110 °C

El papel de las bombas alternativas en los procesos oleoquímicos

Las bombas de émbolo alternativo son indispensables en oleoquímica, ya que facilitan el movimiento de los medios a través de las distintas etapas de producción. Estas bombas se encargan de transportar materiales que no sólo son corrosivos, sino que también requieren una manipulación conforme a estrictas normas medioambientales y de seguridad. El reto se agrava aún más por la necesidad de un funcionamiento continuo; cualquier tiempo de inactividad o mantenimiento provoca importantes paradas de producción y pérdidas económicas. Las bombas alternativas típicas de los procesos oleoquímicos son las bombas de ácidos grasos, las bombas de división de grasas y las bombas de éter de cera.

Experiencia de Peroni Pompe en Oleoquímicos y Biocombustibles

Las bombas para productos oleoquímicos de Peroni Pompe están diseñadas para afrontar los retos exclusivos de la industria oleoquímica. Reconociendo la naturaleza agresiva y las altas temperaturas de los medios implicados, estas bombas están diseñadas con materiales y componentes que garantizan su durabilidad y fiabilidad. Las bombas de émbolo buzo, en particular, ofrecen una solución ideal para las exigencias del bombeo de ácidos grasos en oleoquímica, gracias a su dimensionamiento conservador en términos de velocidad y carga, lo que se traduce en un desgaste mínimo, intervalos de mantenimiento prolongados y una vida útil prolongada.

La adaptabilidad de las bombas de émbolo buzo Peroni permite regular con precisión la capacidad de bombeo ajustando la velocidad, con accionamientos controlados por frecuencia que optimizan el rendimiento y la eficacia. Estas bombas, capaces de suministrar las presiones y caudales necesarios para las distintas etapas de procesamiento de los ácidos grasos, pueden manejar presiones de hasta 300 bares y caudales de 100 m3/h, así como temperaturas del medio de hasta 290°C.

VVF - India
Saudi Kayan - Arabia Saudí
PT ESM - Indonesia
Aribhawana Utama - India
Godrej - India

Folleto

Descarga el folleto del sector para descubrir todas las aplicaciones de nuestras bombas industriales.


Bombas alternativas

La gama de producción de Peroni Pompe incluye bombas de émbolo buzo, bombas accionadas por vapor, bombas de diafragma de proceso y bombas dosificadoras.

Diseño único del producto

Las bombas industriales Peroni Pompe destacan por sus características de diseño.

Presencia mundial

Alcance mundial, asistencia local: nuestra presencia mundial garantiza un servicio inigualable y la accesibilidad a las piezas de repuesto en ubicación estratégica.